Seleccionar página

“El emprender es una actitud en la vida”

Conocer las oportunidades en el ámbito del empleo, conseguir una mayor autonomía en el desarrollo personal, familiar, empresarial y social de las mujeres y facilitar las herramientas que permitan el inicio de un proyecto empresarial son sólo algunos de los objetivos del I Congreso de la Mujer,Empleo y Emprendimiento, organizado por AEMME. La idea surge del apoyo al Proyecto ” Mujeres Emprendedoras y Microempresas” que esta Asociación viene realizando desde mayo de 2011 por toda España.

Presentado por Cristina Núñez Fundadora de Wow Woman, se dieron lugar varias ponencias alrededor del Desarrollo personal , profesional, y estratégico, la Innovación y la Transformación, la Financiación y las Microfinanzas, para finalizar con 4 casos de éxito de Mujeres Emprendedoras.

Hoy en día el 23% de las mujeres trabajadoras tienen contratos parciales ya que se ocupan de la conciliación familiar y estas ocupaciones siempre se circunscriben al sector femenino. Según el último estudio de la Organización Nacional del Trabajo en los Consejos de Administración de las empresas tan solo el 37% son mujeres y el hombre sigue ocupando  los cargos de responsabilidad.Sin embargo,8 de cada 10 personas emprende y son mujeres,lo cual significa que se va rompiendo el techo de cristal.

La expectativa de creación para los próximos años respecto del mundo del emprendimiento está cifrada en un 50,9 de hombres frente a un 49,1 de mujeres, lo cual quiere decir que el número de mujeres emprendedoras va en aumento.En el apartado de abandono de negocio, el 52,6% corresponde a los hombres frente al 47,4  que corresponde a las mujeres.

Conocimientos,experiencia,capacidad para dirigir equipos y aprovechar los recursos son las cualidades  que un emprendedor puede adquirir, pero las cualidades más destacables e innatas son la confianza en uno mismo, en su proyecto, en su capacidad de implicar a todas las personas para que se materialice ese proyecto,la resilencia, la capacidad de sacrificio y de renuncia y la capacidad de generar riqueza.

               La más imprescindible, ser valiente.

Qué quiero, qué puedo y qué merezco son las bases  para dar los pasos en esa dirección.”Aflorar las fortalezas para que nuestros brillos sean mejores que nuestras sombras” y utilizar las herramientas que nos brinda el coaching para afrontar las emociones que  paralizan al emprendedor.”Es básico aprender a cuidar los pilares del bienestar: generar pensamientos positivos, tener un propósito o significado de vida y ser agradecido”.

Manuel Campo Vidal puso el punto y final  a este Congreso resaltando la importancia de conocer las herramientas de la comunicación como vehículo para generar cercanía y proximidad.